BIV

baden inteligente de velocidad

El funcionamiento de este badén inteligente se basa en el uso de un  fluido no-newtoniano, en el que las partículas se encuentran en movimiento de manera habitual, con lo que es líquido, pero en el que todas esas partículas se alinean en el momento en el que recibe un impacto, pasando de manera inmediata y hasta que ese impacto termine a un estado sólido. Un líquido que además es biogradable y no perjudicial para el ser humano. Gracias al uso de este material en el interior del badén, éste no ofrece ninguna resistencia a los vehículos que respeten la velocidad indicada, pero sí supone un obstáculo para aquellos que no lo hagan.

Otro elemento fundamental es el envolvente del producto, compuesto por un material plástico especialmente tratado para garantizar una gran resistencia al desgaste, condiciones climáticas desfavorables y vandalismo. Además del perfil sostenible del material para ser reutilizado en nuevos productos y capacidad de absorción de ondas sonoras. 

Los efectos del BIV son los mismos ante cualquier vehículo, no depende del peso ni del tamaño, sólo de la velocidad a la que el badén recibe el impacto. Así, si una bicicleta circula por encima del badén a la velocidad adecuada no notará el resalte, lo mismo ocurre si en lugar de una bicicleta pasa un camión a la misma velocidad.

La instalación del BIV se lleva a cabo de una forma rápida y sencilla, mediante unas pletinas metálicas y tornillos que fijan el badén directamente al suelo sin necesidad de obra civil y en menos de 15 minutos.

Esta banda reductora de velocidad inteligente está registrada y patentada a nivel mundial y con ella Badennova, apuesta firmemente por la I+D+I. 

El BIV presenta numerosas ventajas en comparación con el badén actual, ya que al evitar el obstáculo si circulas a la velocidad permitida:

  • Se reduce la posibilidad de accidentes de tráfico ante la frenada brusca al aproximarse a un badén y evitar así la colisión entre vehículos.
  • Disminuyen los daños ocasionados en el vehículo tanto en amortiguación como en piezas mecánicas ya que no sufriría ningún impacto.
  • Se reduce la contaminación ambiental ya que se evitarían las frenadas bruscas y la posterior aceleración produciendo así una menor emisión de CO2, ya que se mantiene la misma velocidad en la vía.

Actualmente este dispositivo se encuentra dirigido hacia entornos cubiertos: Parkings, Aparcamientos y Garajes.

primer baden badennova